Declaración del Kashag en el 52º Aniversario del Día de la Democracia Tibetana

 

2 de septiembre de 2012

En el 52º Aniversario del Día de la Democracia Tibetana, en nombre del Kashag, el Consejo de la Administración Central Tibetana, y el propio, quisiera presentar nuestros respetos a Su Santidad el Dalai Lama y enviar un sentido saludo a nuestros hermanos tibetanos en Tíbet y el exilio.

Hoy es un día de orgullo para todos los tibetanos.  Es el día en que los exiliados tibetanos hemos cumplido cabalmente el anhelado deseo de Su Santidad el Dalai Lama de transformar la política tibetana en una democracia vibrante.  Desde los 16 años, Su Santidad el Dalai Lama dio pasos para introducir y consolidar la democracia tibetana.  Este obsequio precioso de la democracia será atesorado por todos los tibetanos de la misma forma en que hemos atesorado y adoptado el Budismo por más de 1.300 años.  Así como el Budismo ofrece la liberación del sufrimiento, la democracia proporcionará al pueblo tibetano los medios para lograr la liberación de la injusticia.

Kalon Tripa Dr. Lobsang Sangay abordar la 52 ª celebración del Día de la Democracia tibetanos en Dharamsala, India, el 2 de septiembre 2012/Photo/Lobsang Tsering / Tibetonline TV

Nos podemos sentir orgullosos del hecho de que los tibetanos en exilio han probado que el Budismo es compatible con la democracia.  Bien se sabe que todas las principales tradiciones religiosas desde el Hinduismo al Judaísmo, desde el Cristianismo al Shintoismo son compatibles con la democracia.  La Primavera Árabe mostró que el Islam y la democracia no se encuentran en conflicto. Surge la pregunta de si el Confucianismo abraza también la democracia. Las democracias de Taiwán y Corea del Sur, por ejemplo, prueban que el Confucianismo y la democracia también son compatibles.  Por lo tanto, la democracia no se relaciona específicamente con la cultura o el desarrollo, sino que es universal.

En 1950, a la dulce edad de 16 años, Su Santidad el Dalai Lama hubo de asumir el liderazgo del pueblo tibetano en un período crítico en la historia de Tíbet.  Cuatro años después, en 1954, Su Santidad el Dalai Lama constituyó un Comité de Reforma, el que mantuvo como uno de sus objetivos la exención de los tibetanos granjeros e indigentes pobres de la severa fijación de impuestos.  En 1954, Su Santidad el Dalai Lama visitó China y dos años después, en 1956, visitó India.  Al comparar ambos gobiernos, él estaba más impresionado con el robusto discurso en el parlamento indio que el sistema político chino bajo el comunismo.

Poco después de salir al exilio en 1959, Su Santidad el Dalai Lama llamó a elecciones parlamentarias tibetanas.  Fue en este día en septiembre de 1960 que se inauguró el primer Parlamento Tibetano. Ya en 1963, nuestros líderes adoptaron la primera constitución democrática de Tíbet, la que incluso incluyó la posibilidad de imputar a Su Santidad el Dalai Lama.  También en 1963 se incluyó la representación de las mujeres y la representación de la tradición religiosa Bon en 1977.

En 1991, se adoptó la Carta Constitucional de los Tibetanos en Exilio y el Parlamento se expandió y tuvo poder constitucional para elegir al Kashag.  La Suprema Comisión Tibetana de Justicia, formada en 1992, completó la creación de tres pilares separados de la democracia.  En el año 2001, cuando se llevó a cabo la primera elección directa del Kalon Tripa, el Líder Político, Su Santidad el Dalai Lama declaró su semi-retiro.  Luego, en marzo del año pasado, a pesar de la insistente solicitud de parte de tibetanos en todo el mundo, Su Santidad el Dalai Lama devolvió toda su autoridad política al líder electo, declarando el cumplimiento de “la meta largamente anhelada” por él: traer la democracia al pueblo tibetano.

A pesar de la resistencia en cada etapa de la democratización de la política tibetana, Su Santidad el Dalai Lama siguió guiando a su pueblo hacia la democracia cabal.  A partir de esto, está claro que Su Santidad el Dalai Lama construyó a mano la democracia tibetana.  Ahora, reconocido y aplaudido por los líderes alrededor del mundo, los sesenta años de dedicación absoluta, motivación sincera y liderazgo visionario de Su Santidad el Dalai Lama lo han establecido como un verdadero demócrata en el mundo tibetano.  El precioso valor de la contribución del Dalai Lama hacia la reforma y la democracia será totalmente apreciada por las generaciones tibetanas venideras.  En reconocimiento a estos esfuerzos, el pueblo tibetano ofrecerá una Oración por Larga Vida a Su Santidad el Dalai Lama al término de la Segunda Reunión General Especial de los tibetanos en septiembre.

Los líderes alrededor del mundo reconocen el logro de los tibetanos en exilio, pues constituimos una forma totalmente representativa de gobierno.  En mis viajes como Kalon Tripa, el Líder Político, he tenido el privilegio de reunirme con laureados Nóbeles, ex presidentes y primeros ministros, voceros del Congreso de los Estados Unidos y el Parlamento Australiano, y otros líderes de más de una docena de países.  En los medios internacionales, como también en los medios de India y chinos en el exterior, la elección tibetana de 2011 fue reconocida como genuina, creíble y representativa de la universalidad de la democracia.

El reconocimiento otorgado tanto por líderes globales y los medios han aumentado la legitimidad del líder electo de la Administración Central Tibetana.  Con igual importancia, éste ha fortalecido la habilidad del pueblo tibetano para llevar a cabo su lucha hasta que se haga justicia y se restaure la libertad.

Al conmemorar este aniversario importante, nuestros pensamientos permanecen con nuestros hermanos y hermanas en Tíbet que aspiran a la libertad y el regreso de Su Santidad el Dalai Lama a su patria.  Bajo la permanente ocupación y las políticas represivas del gobierno chino, 51 tibetanos se han prendido fuego.  Infortunadamente, 42 fallecieron.  El Kashag y el Parlamento Tibetano realizarán la Segunda Reunión General Especial de los Tibetanos en Dharamsala entre el 25 y 28 de septiembre.  La agenda principal será analizar las formas y medios para presentar la situación urgente y crítica al interior de Tíbet.

Para entender la auto-inmolación resulta crucial saber que en Tíbet no existe espacio alguno para la libertad de expresión y cualquier otra forma convencional de protesta.  Un participante de una demostración simple podría enfrentar el arresto, la tortura e incluso, la muerte.  Estas condiciones ayudan a explicar la cifra terriblemente alta de auto-inmolaciones en Tíbet.  Resulta una trágica ironía que Su Santidad el Dalai Lama tenga acceso a millones de personas en el mundo, pero no a su propio pueblo que lo requiere en Tíbet.

La Administración Central Tibetana ha solicitado reiteradamente el abstenerse de actos drásticos de auto-inmolación.  No obstante, los tibetanos siguen cometiendo esta forma de protesta – y nosotros, en la Administración Tibetana, reconocemos nuestro deber sagrado de hacer que los gritos de los protestantes sean oídos por aquellos que creen en la justicia en todo el globo.  Los tibetanos alrededor del mundo ofrecen sus oraciones por aquellos tibetanos que han sucumbido a la auto-inmolación y expresan solidaridad con los arrestados, torturados y encarcelados, incluyendo a todos los tibetanos en Tíbet que viven bajo el poder represivo.

El Kashag acoge las declaraciones de preocupación de parte de la comunidad internacional.  Parlamentarios del mundo, incluyendo EE.UU., Sudáfrica, Gran Bretaña, Japón, Australia y diversos países en Europa, han manifestado su apoyo.  Agradecemos la carta reciente de los Congresistas de Estados Unidos instando a la actual administración estadounidense a realizar esfuerzos diplomáticos internacionales más fuertes, coordinados y visibles para abordar la crisis en Tíbet.  Específicamente, ellos alentaron a Estados Unidos a realizar una conferencia internacional sobre el tema de Tíbet, y establecer un Grupo de Contacto entre las naciones socias de EE.UU. en la Organización de Naciones Unidas como una forma efectiva de expresar apoyo a Tíbet

Nosotros encomendamos el primer nombramiento en la Unión Europea de un Representante Especial para los Derechos Humanos.  Éste es un paso significativo para el avance de los derechos humanos y abordar el tema de la violación de los derechos humanos en Tíbet.

El Kashag también reconoce el trabajo de escritores y analistas chinos dentro de China y fuera, que expresan su apoyo a la Política de la Vía del Medio.  A partir de las protestas de 2008 en Tíbet, ellos han publicado miles de artículos que instan al liderazgo comunista chino a resolver el tema tibetano mediante el diálogo.  Muchos escritores e intelectuales chinos indican al gobierno chino y sus políticas como la causa de las auto-inmolaciones y el creciente resentimiento del pueblo tibetano.  Como dijo recientemente el famoso artista Weiwei, “El pueblo tibetano se está quemando hasta la muerte.  Ya van 40 de ellos en los dos últimos años y nadie habla al respecto.  Yo sentiría vergüenza de ir a Lhasa (la capital de Tíbet)”.

Mientras apreciamos las declaraciones de preocupación y otros gestos de parte de los gobiernos y la comunidad internacional, nosotros creemos que se necesita de una acción concreta para ayudar a detener la tragedia en Tíbet.

Hoy, en esta ocasión, quisiera reiterar el firme compromiso del Kashag con la Política de la Vía del Medio y el diálogo para resolver pacíficamente el tema de Tíbet.  Para Dharamsala y Beijing ésta es una proposición de ganancia mutua.  También acogemos el reciente llamado de la Secretaria de Estado de Estados Unidos, Sra. Hillary Clinton, para que el gobierno chino reasuma el diálogo serio con el liderazgo tibetano.  Con el propósito de continuar el proceso de diálogo, la Misión Especial Tibetana para las Negociaciones se reunirá en diciembre de 2012 después de que el nuevo liderazgo chino haya asumido el cargo.

El espíritu tibetano y la búsqueda de la libertad no pueden ser destruidos por el poder militar de China.  En una entrevista reciente, Su Santidad el Dalai Lama dijo, “El uso de la fuerza por 60 años falló por completo”, y la idea de su líder revolucionario Mao Zedong de que el poder venía del cañón de un arma quedó “obsoleto”.  Si China aspira a llegar a ser un poder global, entonces, los derechos de los tibetanos se deben respetar.  China también debe respetar la aspiración de su propio pueblo y liberar a todos los prisioneros políticos, incluyendo al ganador del Premio Nóbel de la Paz y autor de la Carta 08, Sr. Liu Xiaobo.

Hoy, en el aniversario 52 de la Democracia Tibetana, el Kashag también quisiera expresar su gratitud al gobierno y pueblo de India por muchos años de generosidad y hospitalidad.

Extendemos nuestro profundo agradecimiento a los amigos en el mundo por su apoyo y participación activa en el destacar y presentar la causa de Tíbet.  En noviembre, los Grupos de Apoyo Internacional a Tíbet realizarán una reunión especial para discutir la crítica situación en Tíbet y avanzar en el apoyo internacional de la causa tibetana.

Finalmente, a mis hermanos tibetanos, éste es el momento de la unidad y solidaridad como manifiestos en las oraciones, canciones y últimos deseos de aquellos que se auto-inmolaron.  Debemos permanecer atentos para enfrentar los esfuerzos de los líderes chinos de línea dura por socavar la causa tibetana.  Hemos formado una base sólida que sólo crecerá más si nosotros seguimos los tres principios guía de la unidad, innovación y autoconfianza.  Los tibetanos son afortunados al ser los beneficiarios de la visión de Su Santidad el Dalai Lama de una política tibetana democrática.  Sus incansables esfuerzos por brindarnos este momento han ayudado a desatar la energía dinámica de los tibetanos y les ha dado el poder de determinar su propio futuro.

Rogamos por la larga y saludable vida de Su Santidad el Dalai Lama.  Puedan cumplirse las aspiraciones de todos los tibetanos dentro y fuera de Tíbet.

Filed Under: Declaraciones

Tags: