Monjes budistas tibetanos detenidos por salvar a yaks de la matanza

 

Ecorazzi.com
Por Joan Reddy
25 de febrero de 2014

Tres altos monjes budistas tibetanos han sido detenidos por las autoridades chinas en Golog, en la esquina sureste de la provincia de Qinghai, en la República Popular China, por la compra y liberación de trescientos yaks que se dirigían al matadero.

Ringpu,  Yutruk, y Salshap, de 50, 51 y 47 años, respectivamente, son todas figuras respetadas del monasterio de Golog Gangshar,  “se los llevaron el 6 de febrero para el centro del condado y los detuvieron por salvar cerca de 300 yaks, al comprarlos al matadero” contó un residente tibetano de Golog al servicio tibetano de Radio Free Asia  “Los tres monjes han estado en el mismo monasterio desde que tenían diez años de edad”, dijo. “Ringpu era el principal del monasterio y había tenido la experiencia de trabajar como coordinador de disciplina del monasterio durante seis años.”

coloridos hilos colgando de sus orejas, marcados como “salvados para la vida”.

coloridos hilos colgando de sus orejas, marcados como “salvados para la vida”.

Salvar animales al comprarlos vivos procedentes de mataderos y liberarlos es una práctica religiosa común entre los budistas tibetanos. Como parte de su fe, los budistas tibetanos practican la “liberación de la vida”, lo que significa que ellos no creen que los animales deban sufrir, y que es su deber liberarlos y ayudarlos siempre que puedan. Esto no solo beneficia a los animales, sino también es bueno para el karma de la persona que solicita el rescate, o para otros a los que se dedica la práctica.

Una vez que los animales son rescatados, ellos son atendidos por el resto de sus vidas por una familia o un monasterio, donde proporcionan la leche, el pelo y la lana para sus guardianes. Esta práctica es una parte tan importante de la cultura y la espiritualidad budista tibetana que los animales se pueden ver por todas partes con coloridos hilos colgando de sus orejas, marcados como “salvados para la vida”.

El budismo tibetano es la religión que está siendo forzada a salir de su tierra natal desde que el Tíbet fue conquistado por los chinos. En un informe de 2007 de Human Rights Watch, se establece que ” Nadie tiene la libertad para rechazar” a las autoridades chinas. Es ilegal que los tibetanos realicen protestas organizadas opuestas a los mataderos  operados por los chinos que están siendo construidos en las áreas tibetanas.

Desde que los chinos han conquistado el Tíbet, la gente ha aborrecido el número de animales sacrificados en mataderos. Los chinos han establecido fábricas de gran escala, donde numerosos animales son asesinados cada día. Para hacerlo aún peor, los tibetanos se ven obligados a vender cantidades fijas de animales a los carniceros chinos y algunos de sus animales rescatados están siendo robados y enviados a los mataderos.

“La población local en las zonas donde estos incidentes tuvieron lugar afirman que han recibido la orden de donar animales para el sacrificio en una base de uno por hogar. En algunos casos, las protestas locales han sido dirigidas por figuras religiosas”, dijo el informe. “Está claro que los mataderos son ofensivos para las creencias budistas.  A los pastores tibetanos les parece que los mataderos también reflejan la afluencia de empresarios chinos han”.

Un pueblo tranquilo y compasivo está siendo despojado de su cultura y su espiritualidad, para que los capitalistas y el gobierno chino puedan beneficiarse de la explotación y la masacre de los inocentes.-

Joan Reddy es escritora, fotógrafa profesional y activista por los derechos de los animales

Filed Under: Actualizacion de noticias