Declaración del Sikyong en el 57º Aniversario del Día del Levantamiento Nacional Tibetano

 

Hoy se celebra el quincuagésimo séptimo aniversario del levantamiento pacífico del pueblo tibetano de 1959 contra la invasión y la ocupación del Tíbet por parte de la República Popular China. En esta ocasión, mis colegas del Kashag y yo querríamos rendir tributo y orar por todos los hombres y mujeres valientes que dieron sus vidas por la justa causa del Tíbet. Expresamos nuestra solidaridad con aquellos que continúan sufriendo represión bajo el gobierno chino.

Aunque han pasado décadas del Tíbet controlado por China, el pueblo tibetano ha sido capaz de mantener su identidad y espíritu a pesar de vivir en la difícil situación. Las nuevas generaciones, inspiradas por los sacrificios hechos por sus mayores, han tomado la responsabilidad de esforzarse por la causa del Tíbet.  El coraje y la convicción de nuestros compatriotas dentro del Tíbet, merecen nuestra profunda admiración.

El gobierno chino rutinariamente afirma que hay felicidad y prosperidad con el desarrollo del nuevo Tíbet. Pero la verdad es lo contario. Todas las áreas habitadas por el pueblo tibetano están desprovistas de las libertades básicas y continúan bajo estricto control y vigilancia. Este hecho  es claramente evidente por el sistema de control previo impuesto sobre los viajes y movimientos de los tibetanos.  Human Rights Watch informa sobre una extensión del programa de vigilancia intensiva en las aldeas en todo Tíbet. La reciente autoinmolación de dos jóvenes de dentro y fuera del Tíbet, que se suman a las 142 autoinmolaciones del pasado, es la mayor evidencia de la falta de libertad en el Tíbet. El Kashag se empañará en satisfacer sus aspiraciones y solamente culpará a las políticas represivas en Tíbet como la causa de la autoinmolación.

Sikyong Dr Lobsang Sangay

Sikyong Dr Lobsang Sangay

Estoy aquí para dar cuenta a ustedes que la situación dentro de Tíbet es seria. Cualquiera que hable de libertad religiosa y derechos medioambientales es a menudo acusado por razones políticas y le son dados duros castigos. La mera posesión de la imagen de Su Santidad el Dalai Lama lleva al arresto y la prisión. Los repositorios de la cultura budista son estrechamente monitoreados, los monjes y las monjas enfrentan la expulsión por no denunciar a su líder espiritual. El informe de Freedom House 2016 ha puesto al Tíbet en una lista como el segundo lugar con menos libertad del mundo, detrás de Siria. Del mismo modo, el Parlamento Europeo en su informe sobre las Relaciones UE-China, de diciembre de 2015, ha expresado claramente su preocupación por la falta de libertad religiosa y las restricciones a los viajes al Tíbet. Así, el pueblo tibetano vive con miedo e inseguridad.

El trato continuado de las autoridades chinas hacia las minorías nacionales, incluyendo al pueblo tibetano, ha provocado el distanciamiento y la enemistad. La acción del propietario y operador chino de un hotel en Rebkong (ch.: Tongren), en la provincia de Qinghai, causó una fuerte oposición y protesta cuando prohibió a los empleados hablar el idioma tibetano. El 22 de diciembre de 2015, un alto líder del partido comunista, de origen tibetano, expresó preocupación ante la prevalencia de la discriminación en una reunión durante la que se refirió a las instancias recurrentes en las que personas con origen étnico fueron discriminados o se les negó el acceso a ciertos servicios. Él dijo que este problema ha generado un impacto social no querido y causado fuertes reacciones públicas de las regiones étnicas. De igual modo, la política del gobierno chino en general y los comentarios de algunos líderes en particular han apodado a todo un  grupo étnico como “separatista.” Tales comentarios han provocado agudas reacciones dentro de China de parte de muchos académicos e intelectuales que han escrito contundentes respuestas.

Ambientalistas y científicos mundiales han tomado conocimiento de la importancia de la meseta tibetana ya que ella contiene la tercera reserva más grande de hielo y es la fuente de los diez mayores ríos que fluyen río abajo hacia varios países vecinos. Sin embargo, debe reiterarse que la minería incesante de los recursos naturales, la deforestación, el represamiento excesivo de los ríos, el retiro de los glaciares, etc., han sin duda causado un irreparable daño al medioambiente del Tíbet, el que a su vez está afectando el medioambiente del continente asiático. Sintiendo la necesidad de proteger el medioambiente del Tíbet, una y otra vez planteamos sistemáticamente el tema en varias conferencias internacionales sobre el cambio climático. El año pasado, la Administración Central Tibetana presentó hechos y cifras junto con un documento de Acción de Diez Puntos, a los participantes de la COP21 realizada en París, argumentando porqué importa la meseta tibetana al mundo e instando claramente a las Naciones Unidas, al gobierno chino y a la comunidad internacional a tomar medidas urgentes para protegerla.

Nosotros, el Kashag de la Administración Central Tibetana, creemos firmemente que la larga cuestión del Tíbet puede ser resuelta a través del diálogo entre los enviados de Su Santidad el Dalai Lama y los representantes del gobierno chino. Permanecemos completamente comprometidos con el Enfoque del Camino del Medio, el que claramente busca una autonomía genuina para el pueblo tibetano dentro de China. Se espera que los líderes de Beijing vean la razón dentro del Enfoque del Camino del Medio, en lugar de distorsionarlo, y avancen en entablar un diálogo con los enviados de Su Santidad el Dalai Lama.

En esta materia, el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, en una conferencia de prensa conjunta con el presidente Xi Jinping en Rose Garden, el 25 de setiembre de 2015, dijo: “Seguimos alentando a las autoridades chinas a preservar la identidad cultural y religiosa del pueblo tibetano, y a entablar conversaciones con el Dalai Lama o sus representantes.” La preocupación y el apoyo del gobierno de los Estados Unidos hacia el pueblo tibetano es demostrado por las visitas a Dharamsala en 2014 y 2016 de Sarah Sewall, la Coordinadora Especial para los Asuntos Tibetanos y Subsecretaria para la Seguridad Civil, la Democracia y los Derechos Humanos del Departamento de Estado. El Kashag agradece profundamente al gobierno de los Estados Unidos por su apoyo y solidaridad ya que ellas proporcionan esperanza y ánimo al pueblo tibetano.

China reclama el derecho a identificar la reencarnación del líder espiritual tibetano. Esta es una obvia mentira ya que el reclamo está basado en una historia adulterada. El poder y la autoridad para decidir sobre la reencarnación del Buda de la Compasión, el protector y salvador del Tíbet, que se manifiesta en forma humana, compete únicamente a Su Santidad el Dalai Lama. Nadie más tiene el derecho a hacerlo. Con respecto al reconocimiento de la reencarnación, Su Santidad el Dalai Lama ha dado un claro consejo y dirección en su declaración del 24 de setiembre de 2011, la que se lee a continuación: “Cuando esté cerca de lo 90, consultaré a los altos Lamas de las tradiciones budistas tibetanas, al público tibetano, y a otras personas concernientes que siguen el budismo tibetano, y volveré a evaluar si la institución del Dalai Lama debe continuar o no. Sobre esa base tomaremos la decisión. Si se decidiera que la reencarnación del Dalai Lama debe continuar y es necesario que sea reconocido el Décimo Quinto Dalai Lama, la responsabilidad para hacer eso recaerá principalmente en los funcionarios pertinentes del Gaden Phodrang del Dalai Lama. Ellos deben consultar a los distintos jefes de las tradiciones budistas y a los confiables Protectores del Dharma obligados por juramento, que están vinculados inseparablemente al linaje de los Dalai Lamas. Ellos deben buscar consejo y dirección de los seres pertinentes y llevar a cabo procedimientos de búsqueda y reconocimiento de acuerdo a la tradición pasada. Dejaré claras instrucciones sobre esto. Teniendo en mente eso, aparte de la reencarnación reconocida a través de tales métodos legítimos, ningún reconocimiento o aceptación deben ser dados a un candidato elegido por fines políticos por nadie, incluidos aquellos en la RPC.”

Nos hizo muy felices ser testigos del profundo respeto, reverencia y entusiasmo con los que el pueblo tibetano dentro y fuera del Tíbet, y amigos y partidarios de todo el mundo celebraron el 80º aniversario de Su Santidad el Dalai Lama. Al más reciente y gran  evento de Delhi asistió el ex primer ministro de India, Manmohan Singh, el ex vice primer ministro Shri L.K. Advani, los ex ministros Dr.Karan Singh, Dr.P.Chidambaram y otras celebridades representando al pueblo de India. En ese momento, el Dr. Manmohan Singh se refirió con reverencia a Su Santidad el Dalai Lama, como un regalo de Dios al mundo.

Las diferentes acciones y compromisos de Su Santidad el Gran XIV Dalai Lama no son definidas aquí, ya que ellos son conocidos por la gente de todo el mundo. Sin embargo, en un tiempo que el budismo está pasando a través de un período difícil, los leales  seguidores y practicantes budistas deben sentirse agradecidos por la preciosa oportunidad de recibir las enseñanzas de las 18 Grandes Etapas del Camino  (Lamrim) impartidas exitosamente por Su Santidad el Dalai Lama durante los pasados años. Tal hito inaudito en la historia del Tíbet, debe ser escrito en letras de oro. Estamos felices de compartir las buenas noticias de que Su Santidad retornará a Dharamsala en los próximos días después de haber completado con éxito el tratamiento médico en los Estados Unidos.

Después de la devolución de la autoridad política y administrativa al liderazgo electo por el pueblo, el 14º Kashag dirigido pro mí está cerca de completar nuestro ejercicio. Un sincero esfuerzo ha sido hecho para crear conciencia y apoyo internacional por el Tíbet, llevar una mejora en la educación de los niños tibetanos y sustentabilidad en los asentamientos tibetanos, entre otros. Conceder a las monjas tibetanas el título de Geshema es una decisión histórica. Una abrumadora respuesta se presenció a nuestro llamado de ayuda a los afectados del terremoto de Nepal, lo que merece aprecio y reconocimiento. El Kashag quiere expresar un profundo agradecimiento a Su Santidasd el Dalai Lama por colmarnos continuamente con sus invalorables palabras de sabiduría y sus amables consejos. Debemos agradecer con todo nuestro corazón al pueblo tibetano dentro y fuera del Tíbet por apoyarnos de muchas maneras.

El pueblo tibetano en el exilio está siguiendo el gran sendero de la democracia y así ha tomado gran interés y participación activa en los procesos de elecciones. Muy pronto tendrá lugar la ronda final para la elección del Sikyong y los miembros del Parlamento Tibetano en el Exilio. Por eso, se anima al electorado tibetano a participar el día de la elección para ejercitar sus derechos democráticos como está especificado en la Carta para los Tibetanos en el Exilio.

Al Kashag le gustaría tomar esta oportunidad para recordar la amabilidad de los líderes de varias naciones que aman la justicia, a los parlamentarios, intelectuales, académicos, organizaciones de derechos humanos y a los Grupos de Apoyo al Tíbet, que han sido firmes en su apoyo al pueblo tibetano. En particular, siempre recordaremos la amabilidad y el constante apoyo del pueblo y el gobierno de India y a los gobiernos estaduales por ayudarnos generosamente a preservar y promover nuestra religión y cultura y asegurar el bienestar del pueblo tibetano en el exilio. Ofrecemos nuestra sincera gratitud a todos ellos.

Finalmente, oramos sinceramente por una saludable y larga vida para nuestro más estimado líder, Su Santidad el Gran XIV Dalai Lama. Puedan todos sus deseos ser cumplidos. Pueda haber una resolución inmediata para la cuestión del Tíbet. Por encima de todo, pueda el día de la unión de los tibetanos dentro y fuera del Tíbet surgir prontamente.-

SIKYONG
Administración Central Tibetana

10 de marzo de 2016

Filed Under: Declaraciones

Tags: