UE preocupada por el impacto de la política de reasentamiento de nómadas tibetanos

13 de junio 2012 18:15

Parlamento Europeo en la sesión – foto de archivo

BRUSELAS: El último punto del orden del día en la sesión plenaria del Parlamento Europeo en Estrasburgo, el martes fue un debate sobre la situación del Tíbet. Antes del debate, Lady Ashton, Vice-Presidente de la Comisión Europea / Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, hizo una declaración en la que expresó que la preocupación cada vez mayor de la UE, sobre el deterioro de la situación en el Tíbet la cual se ilustra por la ola de auto las inmolaciones y por los enfrentamientos entre la policía y la población local desde el comienzo del año. “La UE está especialmente preocupada por las noticias de arrestos y detenciones masivas que tienen lugar en elTARdespués de auto-inmolaciones en Lhasa, así como los informes de la zona que ha sido cerrada a los extranjeros”, dijo Ashton.

Además, dijo, en los últimos tres años un número creciente de intelectuales tibetanos y personalidades de la cultura, se han visto enfrentados a cargos criminales o han sido encarcelados. Estamos preocupados por las restricciones a la expresión de la identidad tibetana y la libertad de expresión en el Tíbet.

“Estamos muy preocupados por el impacto de la política de reasentamiento de los nómadas tibetanos. La cultura tibetana y los estilos de vida tradicionales se basan en un modo de vida nómada. Lo que cuestionamos es que si el objetivo de protección del medio ambiente, sólo puede ser alcanzado mediante la eliminación de la forma tradicional de vida de los tibetanos, quienes han vivido durante siglos en armonía con la naturaleza. Estamos preocupados por el reasentamiento obligatorio de todos los nómadas, lo que tiene el potencial para destruir la característica de la cultura e identidad tibetana.”

“También estamos preocupados por el impacto de la política que el chino mandarín sea la lengua principal de enseñanza en las escuelas tibetanas, y en las escuelas de otras minorías en otros territorios poblados”, dijo Ashton.

La Alta Representante también instó a las autoridades chinas para asegurar que los derechos humanos de los tibetanos sean respetados, incluido su derecho a la libertad de expresión, a la libertad de reunión y de disfrutar de su propia cultura, de practicar su propia religión y de emplear su propio idioma.  La Alta Representante de la UE expresó su firme apoyo a la reanudación del diálogo sino-tibetano.

A raíz de la declaración de la Alta Representante, el eurodiputado Thomas Mann, Presidente del Intergrupo del Tíbet en el Parlamento Europeo instó a la UE en nombre de su grupo político del Partido Popular Europeo, a seguir el ejemplo de los EE.UU., y de nombrar a un individuo que pueda ser responsable de los asuntos del Tíbet y que sea visible públicamente. Dijo además que el Tíbet después de haber sufrido décadas de enorme sufrimiento bajo los chinos, necesita una señal de esperanza de la solidaridad europea.

La eurodiputada Kristiina Ojuland en nombre de la Alianza de Liberales y Demócratas pidió que sea nombrado pronto el Representante Especial de la UE para los Derechos Humanos, que se garantice que se mantengan los centros de atención de la UE en el Tíbet, para que haya una presentación regular de informes sobre esta cuestión. Que si bien apreciaba que la UE esté elevando la cuestión del Tíbet durante el reciente diálogo sobre derechos humanos con China, que consideraba que se necesitan otras medidas para pasar de la retórica formal a un verdadero diálogo y compromiso.

También indicó que el aumento de las políticas represivas de la República Popular de China provocó la auto-inmolación de 38 tibetanos desde 2009, y que la gravedad de la situación exige una mayor implicación de la UE a fin de reflejar la gravedad de la cuestión tibetana y el empeoramiento de la represión, que la Alta Representante también debe designar a un coordinador especial que se encargue de hacer avanzar la situación de los derechos humanos del pueblo tibetano y de fomentar el diálogo constructivo entre la República Popular China y los representantes de la Administración Central de la etnia tibetana.

La eurodiputada Ana Gomes, en nombre de los socialistas y los demócratas dijo que China es un miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU, que tiene la responsabilidad de respetar y hacer respetar los derechos humanos. Que no había excusas suficientes para justificar la violación de China de los derechos humanos de los tibetanos en el Tíbet y en otros lugares. Dijo que los tibetanos tienen derecho a disfrutar de su identidad, cultura, libertad de expresión y libertad de reunión. Que no podía aceptar que China cerrara el Tíbet a los diplomáticos y a los periodistas extranjeros y de que no fuera responsable de las auto-inmolaciones, detenciones masivas y del paradero del Panchen Lama.

La eurodiputada Eva Lichtenberger, en nombre de los “Greens” destacó que la situación de los derechos humanos en el Tíbet está empeorando todo el tiempo y cada vez que representantes de la UE plantean estas cuestiones a los homólogos chinos, éstos responden de forma agresiva. Además, dijo que el reasentamiento forzoso de los nómadas no sólo es un golpe a la cultura tibetana, sino también tiene impacto ecológico en la meseta tibetana.

En conclusión, la Alta Representante agradeció a los miembros del Parlamento Europeo por su apoyo a la labor que la UE está llevando a cabo por el Tíbet, y aseguró que la UE seguirá planteando la cuestión tibetana en todas las reuniones importantes de alto nivel político.

Traducido al español por Lorena Wong.

Filed Under: Actualizacion de noticias

Tags: