Dr.Sangay: Los países Budistas deberían aprender de Japón en su apoyo al Tíbet

 

Tíbet.net   |  14 de febrero de 2017

En el día de ayer, lunes 13, el líder político tibetano, Dr. Lobsang Sangay urgió al gobierno japonés a apoyar el Enfoque del Camino Medio del pueblo tibetano buscando autonomía genuina para el Tíbet, ya que no contradice la soberanía de China y es una solución con la que todos ganan, tibetanos y chinos.

“Nosotros estamos buscando autonomía genuina para el Tíbet a través de la no violencia y el gobierno chino no puede decir no a esto. Durante sus reuniones con Su Santidad el Dalai Lama, el ex presidente Barack Obama ha expresado su apoyo firme y constante al Enfoque del Camino Medio ya que este no contradice la soberanía de China y su política de Una China. Su apoyo no es para 6 millones de tibetanos, sino para la justicia, los derechos humanos y el medio ambiente del Tíbet,” dijo el Sikyong durante una charla pública en Tokio, sobre el camino a seguir para resolver el problema del Tíbet. Escritores, periodistas y partidarios del Tíbet asistieron a la charla, en un número de alrededor de 300 personas.

Respondiendo a una pregunta de la agencia de noticias Kyodo, el Sikyong dijo, “también esperamos que el presidente Trump continúe la pasada tradición de los presidentes de EE.UU., reuniéndose con el Dalai Lama, apoyando el Enfoque del Camino Medio y los derechos humanos del pueblo tibetano.”

Subrayando la importancia del medio ambiente natural del Tíbet, el Sikyong dijo que el Tíbet es considerado una torre de agua de Asia ya que los 10 ríos más importantes del continente se originan en la meseta tibetana. Después de la Antártida y el Ártico, el Tíbet tiene la mayor reserva de hielo. Cuando los hielos de la Antártida y del Ártico se derriten fluyen hacia los océanos, pero cuando se derrite el del Tíbet fluye hacia los ríos que se convierten en el sustento para más de un billón de personas en los países vecinos de Asia, como China, India, Pakistán, Bangladesh, Vietnam, Laos y Camboya.

El Sikyong dijo que Su Santidad el Dalai Lama aseguró que vivirá más de 100 años y que cuando visite Japón lo verán robusto y saludable. Él ha sobrevivido a muchos líderes comunistas chinos. El Tíbet es la tierra de Chenresig, el Buda de la Compasión, el Tíbet no puede ser separado del Dalai Lama.

Hay 300 o 400 millones de budistas en China y miles de chinos van a Dharamsala a encontrarse y escuchar a Su Santidad el Dalai Lama. Algunos miles fueron a las enseñanzas de Kalachakra en Bodh Gaya. Por lo tanto no hay problema entre los tibetanos y los chinos. El problema del Tíbet no es con el pueblo chino, sino con la política de línea dura del gobierno chino.

Luego al visitar la Oficina del Tíbet y dirigirse a la comunidad tibetana, el Sikyong indicó que la meta es preservar el lenguaje, la cultura y la religión únicas del Tíbet, para lo que se debe tener un sólido conocimiento de todos ellos.

En el día de hoy, el Dr. Sangay se reunió con Yoshiko Sakurai, la consejera más influyente del gobierno de Japón y del gobernante Partido Democrático Liberal del país nipón. Sakurai expresó su firme apoyo a los tibetanos del Tíbet. Agregó que espera que el gobierno japonés siga lo que el gobierno indio ha hecho por la causa tibetana.

El Sikyong dijo que Japón ha tenido un desarrollo bien balanceado en términos de democracia y cultura y que todos los países budistas deberían aprender cómo Japón ha creado un espacio para apoyar la cuestión del Tíbet.

Luego el Sikyong se dirigió a destacados líderes y periodistas en el Club de los Corresponsales Extranjeros, de Tokio.-

 

 

 

Filed Under: Actualizacion de noticias